GEOGRAFÍA DE LA HUMILDAD – MARÍA TERESA GUTIÉRREZ

Geografía de la humildad.

El título es lo último que ha llegado a éste conjunto de fotografías que tengo el placer de presentar en Ciudad Real.

En realidad se trata de una parte de mi diario personal. No hubo, en esta ocasión, proyecto previo.

Desde hace ya muchos años, quizás desde siempre, me ha gustado pasear, transitar por las orillas de las ciudades, allí donde se empiezan o se acaban las mismas, donde se producen los mestizajes arquitectónicos y del hábitat . Colmenas de pisos, fábricas en desuso y abandonadas, casas humildes y otras no tanto, incluso bellas y colocadas allí por deseos ignorados de sus dueños. Fronteras urbanas.

Mis paseos se complementan en los caminos rurales, carreteras de tercer orden, campos sin tránsito humano, soledad enriquecedora. Caminos por andar.

Estos pasos míos me han llevado siempre a encontrarme con instantes de enorme belleza que han aflorado inesperadamente, bien por unas luces que han surgido en un momento determinado, por la especial mirada conducida por mi estado de ánimo, o por la melancolía que provocan determinadas construcciones. Y yo lo único que he querido, es salvar de la muerte y guardar para el recuerdo, esos instantes y situaciones que me han hecho temblar de emoción. Porque eso es, entre otras cosas, la fotografía: salvadora de una realidad que puede sacudir y remover nuestras fibras más recónditas.

Estas imágenes son una pequeña síntesis de dos trabajos, “Fronteras Urbanas” y “Caminos por andar”. Visiones personales de una fotógrafa de andar y ver. El denominador común de ellos es que ponen de relieve que, en lo humilde, en lo que a nadie o a casi nadie le importa, hay también belleza, aunque ésta se encuentre escondida, agazapada, esperando que la mirada de un espectador la haga aflorar.

María Teresa Gutiérrez Barranco

Comments are closed.